3ª semana 2014

Tercera semana de excavación.

Entre los días 18 y 23 de Agosto se ha continuado excavando en la zona del Presbiterio, ampliando su superficie, tambien ha continuado la excavación en el enterramiento 32 y se ha abierto el enterramiento 59 localizado a los pies de la nave, en la zona atravesada por el río Mediavilla.

Los trabajos en el Presbiterio han continuado con la excavación del relleno de escombro formado por el derrumbe de la iglesia anterior en 1729. Al ver la potencia de los muros de sillar y mampostería que estaban apareciendo junto a la zona de la torre se podría pensar en que fueran resto de la primitiva iglesia, pero era necesario tener más superficie excavada para poder tener más datos, por lo que se decidió ampliar la zona de excavación en una banda de 92 cms, con toda la anchura de la nave, que existía entre el escalón del Presbiterio y el comienzo del cajeado para los enterramientos.

El trabajo de ampliación se vió ralentizado por el hallazgo de enterramientos, no esperados en esta zona. Están fuera de la ordenación existente y hay que pensar en que fueran enterramientos de privilegio, por estar más cerca del altar mayor que el resto. La cronología ha de ser porterior a 1733 ya que se encuentran por encima de los suelos de iglesia anterior, en el relleno de su derribo. Se han localizado cinco enterramientos infantiles y dos de adultos. A la hora de enterrarlos no pudieron indadir la zona del Presbiterio ni tampoco la del cajeado para enterramientos normalizados, ciñéndose a la banda de 93 cms. Por eso a los dos adultos los tuvieron que enterrar transversalmente al eje de la iglesia. Para los niños no había problema, tres de ellos se enterraron mirando hacia el altar, en el lado del Evangelio, y otros dos también se enterraron de forma transversal en el lado de la Epístola.

A pesar de estar enterrados en zona preferente, ninguno apareció con restos de ajuar o indumentaria (botones, monedas, hebillas, medallas, tela, cuero, etc).

De los adultos, el primero en estar depositado era un individuo muy anciano para su época, calculándose unos 75-80 años pues tenía las encias de los dos maxilares totalmente cerradas, sin existencia de dientes. El segundo, enterrado posteriormente y rompiendo parte del primero, era un individuo joven, sobre 25 años, alto y fuerte, y en la zona del coxis se encontraron gran cantidad de cápsulas de larvas de insectos.

Una vez liberada esta banda de los enterramientos se procedió a la excavación del relleno de escombro hasta llegar al suelo de ladrillos frente a la antigua capilla de San Marcos y las estructuras de sillares junto a la puerta de la torre. Entre las piezas hallada en el escombro destacó el hallazgo de un fragmento de yesería mudéjar formada por un entrelazado de hexágonos alargados.

41

Fragmento de yesería mudéjar

La limpieza de los muros que estaban apareciendo junto a la puerta de la torre dejó ver que todo ello no formaba parte de un potente muro, sino que en gran parte eran losas de piedra de un suelo a más altura que los ladrillos de la capilla de San Marcos. Identificamos lo que debió de ser la grada del altar mayor, bordeando una zona de obra, con yeso, que sería el arranque del banco del retablo, y detrás de este retablo un estrecho pasillo que comunicaría con la antigua puerta de la torre y la de la sacristía. La existencia de la sacristía se vió ratificada por el hallazgo de cuatro monedas entre las grietas de las losas de este estrecho pasillo, por donde pasarían todas las recaudaciones de las limosnas.

En el enterramiento 32 continúa la excavación después haber levantado el tercer enterramiento. A una profundidad de 1’15 m se encuentran restos de otro enterramiento, pero no está centrado con el cajeado actual y solo se pueden excavar sus piernas. Ha de pertencer al ordenamiento funerario de la iglesia anterior. Algo más centrados aparecen los restos de otro individuo, pero solo conserva parte del tórax. A final de la semana se ha llegado a una cota de 1’40 m.

18

Individuo pertenecientes a un ordenamiento anterior y torso de un individuo enterrado boca abajo

En esta tercera semana se abrió la tarima del enterramiento 59 situado en una zona central a los pies de la iglesia, encima de lo que es la bóveda que cubre el río Mediavilla. Nada más abir la tapa se localizó una basa de columna, en mármol, que estaba calzando uno de los rastreles que sujeta la tarima. Mientras que en el enterramiento 32 los primeros restos intactos aparecieron a 90 cm de profundidad, en éste se localizó la madera de un atáud a 45 cm, pero no era el primero de todos pues el lateral derecho de este atáud ya estaba parcialmente roto por un enterramiento más moderno que no llegaba a alterar los restos dentro de la caja. De este primer enterramiento se recuperó parte de un pendiente de vidrio negro.

IMG_8139_basa

Basa de mármol bajo la tarima

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s