2ª semana 2014

Segunda semana de excavación.

En esta segunda semana del mes de Agosto se ha continuado en los mismos sectores de la excavación. Aunque ha sido más corta, cuatro días, pues no se ha excavado ni el viernes ni el sábado por el puente del 15 de Agosto, ha sido muy fructífera pues se han descubierto varios elementos constructivos determinantes para las diferentes fases del templo.

La semana comenzó acabando de excavar el relleno de nivelación compuesto por tierra y escombro, con una cronología de principios del siglo XVIII que ya dejó ver una serie de estructuras y pavimentos pertenecientes a fases anteriores. En concreto un pavimento de ladrillos, un muro de mampostería con grandes piedras y argamasa muy fuerte, y una potente cimentacion cuadrangular en el centro de todo el presbiterio.

Tras documentar la superficie en pendiente de la siguiente Unidad Estratigráfica se procedió a su excavación, comprobándose que estaba formada por material de derribo de una iglesia anterior, en el que abundaban ladrillos, tejas, enlucido de paredes (sin restos de pintura), molduras de yeso de las bóvedas, ladrillos aplantillados para hacer los nervios de la bóvedas, adobes (muy arcillosos, sin paja) y piedra (trozos de sillares y mampostería). La cerámica hallada no es más moderna del siglo XVII, por lo que estaríamos en la reforma de la iglesia posterior a la inundación de 1729. Estos elementos constructivos indican la existencia de grandes reformas realizadas en el siglo XVI. HJ7D0237

De entre estos elementos destacamos el hallazgo de un sillar con una marca de cantero en forma de esvástica; pertenecería a la iglesia románica pero se reutilizó en la reforma posterior, desechándose en el escombro de la reforma final.

Conforme se excavaba este relleno de escombro se fue descubriendo el muro de mampostería que se tocó superficialmente a finales de la semana anterior. Lleva una orientación oblícua a la iglesia actual, coincidiendo con la de la torre, y puede ser un resto de los muros de la primitiva iglesia románica, aunque todavía es pronto para asegurarlo, pues no está descubierto en su totalidad.

Se ha llegado a descubrir en su casi totalidad un pavimento de ladrillos y muros perimetrales (aunque muy arrasados y en parte expoliados) de la que fue antigua capilla de San Marcos. Por su situación no puede ser otra, tal como la dibuja Juan Antonio Fernández en su obra “Memorias y antigüedades de la Iglesia Parroquial de San Nicolás de Bari” manuscrito en 1784, aunque la distancia entre la capilla y la torre es mucho menor en la realidad. Hay que tener en cuenta que Juan Antonio Fernández nace cuando ya está derribada la antigua y solo conoce la nueva, por lo tanto, o copia un plano antiguo o realiza el dibujo mediante datos que le proporcionen los vecinos.

Los pavimentos de ladrillo están apareciendo a una cota de un metro más bajos que la tarima de la iglesia actual por lo que es evidente que en la reforma del templo se eleva la cota para evitar nuevos daños ante nuevas inundaciones del Mediavilla. Esto nos lleva a solucionar el tema de la escalera de caracol de la torre. El acceso antiguo queda cegado al levantar el suelo y cortado por el nuevo muro de la cabecera, por lo que se tiene que hacer un acceso más alto y romper la correa de la escalera.

Otro pavimento de ladrillos se ha descubierto en el espacio que hay entre esta antigua capilla de San Marcos, el muro de la antigua iglesia y la torre. Aquí el plano antiguo no marca la existencia de nada, pero parece haber rastro de una pequeña puerta junto a la torre que podría dar paso a una sacristía. Este pavimento de ladrillos traza un segmento de forma poligonal dejando un área sin cubrir que será objeto de excavación en la segunda mitad del taller.

Finalmente se ha continuado el trabajo en el enterramiento 32 de la nave. Una vez levantado el primer enterramiento se han descubierto los restos de un ataúd infantil colocado en el lateral izquierdo y a los pies del primero. De este enterramiento se han recuperado algunos huesos, restos de pelo y las suelas de sus dos zapatos. Bajo estos enterramientos se ha localizado una capa de tierra más compacta, a 1m de profundidad, pero inmediatamente después han comenzado a aparecer más restos de madera huesos revueltos y un tercer enterramiento en posición anatómica aunque presenta efectos de remoción posterior en brazos y cabeza, pero a pesar de su desplazamiento han continuado en conexión anatómica.

HJ7D0283 HJ7D0276 HJ7D0256 HJ7D0254 HJ7D0237 HJ7D0230 HJ7D0226 HJ7D0220 HJ7D0216HJ7D0198  HJ7D0184HJ7D0206  HJ7D0212

Anuncios