21 al 25 de Agosto 2017

Cuarta semana. 21 al 25 de Agosto 2017

Para poder continuar con la excavación de los enterramientos de la nave se han levantado los enterramientos más superficiales, lo que nos ha permitido descubrir los que están en un nivel inferior y que ya se encuentran perfectamente centrados con el cajón de enterramiento. La idea es poder dejar un enterramiento adulto en cada uno de ellos para que se puedan ver durante las visitas guiadas que se realizarán durante dos tardes del mes de septiembre, y serán levantados durante los trabajos del VII Taller en otoño – invierno.

Limpieza de los enterramientos más superficiales

Estos primeros levantamientos en la nave han afectado a cinco enterramientos de niños y adolescentes que estaban compartiendo lugar con otros adultos situados en un nivel algo inferior. Compartir el cajón de enterramiento no significa que hayan sido enterrados a la vez, de hecho, los más superficiales han producido alteraciones y desapariciones de algunos restos en los inferiores.

Durante estos primeros levantamientos destaca el hallazgo en el Cajeado 28 de un enterramiento infantil del que se recuperaron siete pequeños botones con estrella y restos de hojas (quizás de un ramo de flores) pegadas a las maderas de la caja.

También durante una mejor limpieza de los restos del Cajeado 20 (el de los zapatos) se localizaron cintas de seda y un escapulario de seda impresa con una Virgen y de cuyo cordón estaban prendidas tres medallitas troqueladas.

Escapulario, medallas y botones hallados en los enterramientos de la nave.

Después de una semana sin actividad en la capilla de San Marcos retomamos los trabajos con la excavación de los restos más antiguos que habíamos dejado en reserva. En los trabajos de limpieza bajo la cota de suelo de la iglesia del siglo XVI se descubrieron algunas piedras que formaban un cuarto de círculo y presentaban revestimiento de cal. Al lado este de este círculo se localizó una alineación recta que enmarcaría la estructura circular.

Zonas intactas en la capilla de San Marcos.

Estructuras de cronología islámica y tapas de enterramiento.

 

Todo el conjunto se conserva con una altura de 45 cm y se ve cortado por las fosas de los enterramientos y las cimentaciones de la iglesia. La cota de arrasamiento, por encima de este conjunto, ha de ser la que tuvo la primitiva iglesia románica, por lo que no podemos esperar encontrar suelos del templo ya que estarán perforados por todo el movimiento de tierras de los enterramientos posteriores a la iglesia del siglo XVI.

 

Las cerámicas que aparecen asociadas a las estructuras más antiguas son cerámicas comunes de cronología islámica temprana, aunque ya con buena cocción y torno, por lo que tienen una cronología del siglo IX, no apareciendo ni vidriadas ni decoradas califales o posteriores.

 

El hallazgo de este depósito circular, junto con el canal que encontramos en agosto del año pasado en las cotas más profundas de la capilla de San Pedro de Alcántara, apunta a que nos encontramos con un área ocupada en época islámica por una zona de trabajos que muy bien puede estar dedicada a los tintes o curtido de pieles.

 

El hecho de que la cerámica que amortiza estas estructuras sea tan temprana se debe a que la zona debió de abandonarse a mediados del siglo IX con la expansión de la medina hasta los límites del río Queiles, obligando a estas industrias molestas a mudar de sitio, otra vez extramuros de la zona poblada.

 

Cortando las estructuras islámicas que aparecen es esta capilla encontramos una alineación de piedras planas que en un principio pensamos que serían de un canal de desagüe, pero que también pueden formar parte de la cubierta de un enterramiento infantil de la etapa medieval cristiana.

 

El viernes, al final de la semana, tocamos unas piedras de mayor tamaño unidas con una argamasa diferente a las encontradas en otras estructuras. Aunque muy estropeadas por las roturas producidas por los enterramientos, el hallazgo de esta estructura, unido a la posible tumba medieval, nos da nuevas esperanzas de poder encontrar algo de la primitiva iglesia, aunque solo sean zonas bajas de la cimentación de sus muros.

Anuncios