7 al 11 agosto 2017

La excavación de los restos de Antonio Ballejo se realizó el lunes 7, dejando a la vista cuatro cintas tejidas con hilo de plata (oxidada en verde). Las cintas van dispuestas en sentido longitudinal a los restos y se sitúan desde la cabeza hasta un poco más abajo de las rodillas. Al no verse trazos transversales en la zona de las rodillas y que las cintas se disponen alrededor de la cabeza, se descartan como elementos decorativos del ataúd o de una casulla, siendo más lógico pensar en una estola.

Excavando los restos de Antonio Ballejo

 

Cintas sobre los escasos restos del enterramiento

De sus restos óseos, prácticamente nada, desintegrados en manchas blancas de las que se intuyen bien la columna vertebral, el cráneo y las tibias. Esto también nos ha ocurrido en otros enterramientos donde se conjuga la existencia de mucha tela y madera. Y también debemos tener en cuenta el deterioro que tuvieron que producir en sus restos las dos grandes inundaciones del Barranco del Mediavilla en el primer tercio del siglo XVIII.

La trabajos bajo la actual Capilla de San Marcos continuaron con la excavación de los enterramientos que flanqueaban a Antonio Ballejo y que junto con él, conforman las tres primeras tumbas pertenecientes a la primera fila frente al presbiterio de la anterior iglesia.

Enterramientos de la iglesia anterior bajo la Capilla de San Marcos

Son dos individuos adultos, enterrados ya mirando hacia el altar, hacia el Sur. Están en buen estado de conservación y solo uno de ellos se ve cortado parcialmente en su lateral derecho por la cimentación de la riostra que se hace para el nuevo templo del siglo XVIII.

También se excavó parte de los primeros enterramientos de la segunda fila, de los que solo se conservaba su parte inferior al estar cortados por la cimentación del muro que separa las capillas de San Marcos y San Bernardo. El hallazgo de restos de un torso en uno de ellos, indicaba que en esta segunda fila también se había enterrado otro sacerdote.

En los trabajos de excavación de la nave se han comenzado a localizar marcas de los ataúdes de varios enterramientos del siglo XIX y se ha procedido a dejar limpios los restos de los más superficiales, encontrando en dos de los cajeados de enterramiento un uso compartido del espacio por un adulto y un niño.

Excavando en los enterramientos de la nave

 

Restos y ataudes de un adulto y un niño en el cajeado 39

En estos trabajos que suponen la excavación de tierras removidas de otros enterramientos anteriores se han localizado algunas monedas, maravedís poligonales navarros, cadenas de medallas y rosarios, y una medalla de bronce con las imágenes de la Virgen del Pilar y Santa Bárbara.

Diversos objetos hallados en las dos primeras semanas

 

 

Anuncios