29 agosto 2 septiembre

Quinta semana. 29 de Agosto al 2 de Septiembre.

Aunque se podría seguir excavando por debajo del suelo de nivel de enterramientos medievales, se optó, en la capilla de la Virgen de los Remedios, por dejar solo vistos y excavados los dos más completos. La cista excavada la semana anterior se vació hasta el fondo, viendo que había una alineación de tumba diferente y más profunda, por lo que existían otros niveles de enterramiento, teniendo los superiores una cronología más moderna, quizás siglos XIV-XV.

Se excavó una segunda cista, ésta solo con lajas de piedra formando sus dos laterales. La cabecera aprovecha la cista de piedras y argamasa, citada anteriormente, y los pies están cortados por un muro de la iglesia del siglo XVI. En su interior se excavó el cuerpo de un adulto conservado solamente hasta la cintura.

img_1140-copiar

Cistas medievales cortadas por las fases posteriores.

También en esta capilla, decidimos abrir la cripta por una de las losas originales, accediendo a su interior y viendo que los trabajos de consolidación de las cimentaciones no habían producido daños en su estructura, ya que solamente se rejuntaron los sillares de su pared Norte para evitar filtraciones de cemento de los micropilotajes. De los restos de ataúdes y huesos que se veían hace unos años, ya no queda nada, tras el proceso de aireación y tránsito de personas que se ha producido en su interior.

En la capilla de San Pedro se produjo el descubrimiento de una nueva cista de enterramiento de cronología medieval, orientada de Este a Oeste y con piedras de gran tamaño. Se encuentra cortada por la cimentación de una capilla de la iglesia del siglo XVI y por una riostra de la iglesia del siglo XVIII, pero su interior está prácticamente intacto.

Al empezar a excavar su interior aparecieron muy superficiales los restos de tres individuos en conexión anatómica. Se documentó y levantó el primero de ellos que solo conservaba el tórax, sin la cabeza, y los demás se dejaron limpios para levantarlos en el siguiente taller.

Esta proximidad de los cuerpos puede indicar que se enterraron a la vez, sin caja y uno encima de otro. Otro dato que nos proporciona la excavación es que no puede haber cuerpos tan superficiales en una tumba, por lo que nos encontramos ante un proceso de arrasamiento por debajo del suelo medieval para la construcción de la iglesia del siglo XVI, lo que nos elimina una gran parte de las estructuras que hubiera anteriormente.

En el resto de la capilla aún nos aparecieron dos enterramientos más. Uno completo, orientado hacia el Sur, presentaba inequívocamente las características de estar enterrado en la capilla del siglo XVI, la de Santa Úrsula, mientras que el otro nos dejaba un poco más desconcertados, pues solo conservaba tórax y cabeza y estaba orientado hacia el Norte.

Por último, debajo del enterramiento completo, comenzamos a descubrir una estructura de piedras y argamasa muy blanca que no ha sido posible definir completamente debido a la finalización del taller. Será necesario, en el próximo taller, levantar el enterramiento que tiene encima y ver que relación tiene con los demás elementos, pues parece estar cortada por todos. Lo que no tiene duda es su antigüedad, anterior a la iglesia del siglo XVI, teniendo que comprobar si pertenece a la iglesia original del siglo XII o a estructuras islámicas.

img_1145-copiar

Enterramientos y estructuras en la capilla de San Pedro.

Anuncios