Encuentran 3 enterramientos boca abajo “por castigo” en San Nicolás de Tudela

Encuentran 3 enterramientos boca abajo “por castigo” en San Nicolás de Tudela

  1. CARASUSÁN/ J. MANRIQUE – Diario de Navarra Tudela

Las excavaciones arqueológicas que se están llevando a cabo en la antigua iglesia de San Nicolás de Tudela de forma paralela a las obras de consolidación del edificio han sacado a luz un descubrimiento nada habitual. Se trata de tres enterramientos que, curiosamente, están boca abajo y no boca arriba como es común y ha ocurrido con el resto de los hallados algo más de 40 en total

-. El arqueólogo que está llevando a cabo los trabajos, Juanjo Bienes, puso algo de luz a la razón por la que estas personas fueron enterradas al revés que el resto. “No es casualidad, sino que lógicamente se trata de alguna forma de castigo. Puede ser gente que se suicidó o que llevaba mala vida, como maleantes o prostitutas. A pesar de todo, se les enterraba en la parroquia porque era allí donde se les había bautizado, aunque de esta manera como forma de castigo por la vida que habían llevado”, señaló.

Algo poco habitual

El arqueólogo destacó que no es nada habitual encontrar tres enterramientos de este tipo en una parroquia tan pequeña, ya que, por ejemplo, en la catedral sólo se descubrió uno de los más de 750 que aparecieron durante las obras de rehabilitación que se llevaron a cabo entre 2002 y 2006. Dos de ellos se han encontrado en las últimas semanas y corresponden al siglo XIX, mientras que el tercero apareció en agosto y se data hacia los siglos XVI o XVII, aunque a este sólo le quedaba la zona del tórax y fue al ver las fotos de los dos últimos cuando se percataron de que también estaba boca abajo. Todos han aparecido en la zona más cercana a la puerta de entrada a la iglesia, donde ahora se están llevando a cabo las obras de consolidación de la estructura.

No se trata de brujas

Pero este tipo de enterramientos se han relacionado también en otros lugares con la brujería. Se les daba sepultura de esta manera, según explicó Bienes, por dos razones principales. Una era que si el alma les salía por la boca iría hacia abajo y no hacia la superficie, y lo mismo ocurriría si intentaban escapar excavando, ya que lo único que conseguirían es profundizar hacia el subsuelo.

Bienes explicó que en los encontrados en San Nicolás no sería este caso. “En las épocas de las que datan los enterramientos en Tudela no había este tipo de procesos contra las brujas. Además, lo normal es que las enterraran con sus amuletos y no ha aparecido ninguno”, dijo.

Estos trabajos arqueológicos se prolongarán durante este mes, cuando se pondrá fin a las obras de consolidación del edificio. Bienes añadió que no se descarta retomar el taller de arqueología que se llevó a cabo en agosto, cuando se encontraron 26 enterramientos. En la nave donde se está trabajando ahora han aparecido 72 cajeados para enterramientos, de los que se han excavado 16 y quedan otros 6, por lo que se trabajará en un tercio del total. Además, quedan pendientes los que puedan aparecer en las capillas laterales

CLAVE LA POSICIÓN DE LOS CODOS Y LOS OMOPLATOS

esqueletoEn la imagen se muestra uno de los enterramientos que se han encontrado en San Nicolás boca abajo. Según explicó Juanjo Bienes, quien no está acostumbrado a verlos quizás no distinga que está en esta posición. Pero añadió que es clave la posición de los codos y los omoplatos, que quedan por encima del cuerpo y no por debajo como es habitual. En este caso concreto, el arqueólogo dijo que la estatura no es muy alta, de poco más de metro y medio, pero que no se trata de una persona joven. “En todos los enterramientos de San Nicolás, tanto el cráneo como los dientes que faltan y las encías cerradas dejan claro que son gente de edad avanzada”, explicó Juanjo Bienes.

Otros tres cuerpos enterrados sin mirar hacia el altar como otro castigo

Las excavaciones arqueológicas de San Nicolás han deparado otra sorpresa. Y es que se han encontrado otros tres enterramientos muy peculiares.

Se trata de tres personas que han aparecido colocadas al contrario que el resto . Lo habitual es que estén con los pies más cerca del altar, mirando al Santísimo, pero estos tres están en la orientación contraria.

En este caso, el arqueólogo Juanjo Bienes opinó que también se trata de un castigo, aunque menor que los que se enterraban boca abajo.

Bienes añadió que ha habido cuerpos que han aparecido en esta posición y que se concluyó que eran sacerdotes, a los que se colocaba con la cabeza más cerca del altar para que estuvieran como en vida cuando oficiaban las celebraciones religiosas, es decir, mirando a los fieles y de espaldas al presbiterio.

Sin embargo, puntualizó que en estos casos siempre estaban enterrados junto al altar, como cuando celebraban las misas, y que en el caso de los tres de San Nicolás se encontraron junto a la puerta de entrada, es decir, en el lado opuesto al presbiterio. “Eso nos hace pensar que se trata también de un castigo”, indicó.

Por otro lado, añadió que durante las excavaciones han aparecido otros hallazgos, como más huesos sueltos, botones, o piedras de la iglesia antigua.

Bienes explicó que todos los restos de valor son limpiados y se trasladan a Pamplona para su conservación y registro.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s