Inicio

La parroquia de San Nicolás de Bari es actualmente objeto de una campaña mediática sobre su estado de conservación y posibles uso y destino en un futuro próximo. Fue una de las iglesias más antiguas de Tudela tras la Reconquista, comparable a la de La Magdalena, aunque ha llegado a nuestros días reformada, en una obra totalmente nueva de la que solo se aprovechó el tímpano y algunos otros elementos de su portada románica.

Desacralizada, propiedad actualmente del Ayuntamiento de Tudela y limpia de todo ornamento religioso, se verá en fechas recientes dentro del proceso de consolidación de sus estructuras más problemáticas y reparaciones en su cubierta y techumbre.

Durante estas obras y en las que se realicen hasta dotar al edificio de un uso para la sociedad, será necesario realizar excavaciones arqueológicas que recuperen los datos y los materiales de algunas de las incógnitas que presenta el templo, siendo la principal de ellas la de la situación y posibles restos de la fábrica original de época románica, sin olvidarnos de que durante cinco años fue sede provisional de los restos de Sancho VII el Fuerte.

I Taller de Arqueología San Nicolás.

Este proyecto pretende ofertar una actividad práctica de excavación arqueológica a todas aquellas personas que estén interesadas por la historia de Tudela y quieran conocer de primera mano como se desarrolla una excavación arqueológica y se traducen los datos sacados de la tierra para la comprensión de la evolución del edificio y la zona histórica donde se encuentra.

También, pensando en diferentes talleres a realizar en sucesivos años, existe el objetivo de dejar el subsuelo de la iglesia excavado en su totalidad. Tras las obras de consolidación de urgencia prevista para este año de 2014, la continuidad del proyecto para llegar a la recuperación integral tardará varios años en ponerse en marcha. Con la realización de estos talleres de arqueología se pretende dejar zanjado uno de los problemas con los que se van a encontrar tanto el equipo redactor del proyecto como los constructores, y que es la excavación arqueológica.

La excavación, antes de que comiencen las obras, no solo evitará retrasos en los plazos de ejecución, sino que aparte de recuperar un legado histórico y material, también podrá aportar datos sobre patologías de la fábrica y del terreno, así como poder descubrir elementos que puedan quedar visibles, “in situ” o desplazados, dentro del proyecto de recuperación del edificio.

            Fases de la excavación.

El área elegida para la realización de este Primer Taller de Excavación Arqueológica San Nicolás es la de la cabecera y presbiterio de la iglesia, un espacio semicircular comprendido dentro de un ábside que se construye en la fase más moderna de la iglesia, en 1733.

Se ha elegido esta zona por ser la más alejada de los pies de la iglesia, donde se van a realizar los próximos trabajos de consolidación, de tal manera que la zona excavada no entorpezca los trabajos que se vayan a realizar en el edificio.

Por otra parte, pensamos que será la zona menos alterada de toda la superficie del templo, ya que el presbiterio no es el lugar generalizado de enterramientos como lo es el resto de la nave y los que aparezcan serán personalidades destacadas o relacionadas con la iglesia.

También al ser la zona más intacta es posible que nos encontremos con trazas de la antigua fábrica de la iglesia románica o cuando menos enterramientos pertenecientes a ella, lo que nos dará una primera pista para concretar su orientación exacta, ya que los cuerpos han de tener su misma dirección y estar al exterior.

Así mismo, durante el taller, se excavará en dos de los cajeados para enterramientos que se encuentran marcados en la tarima del templo: uno en la zona sobre la bóveda del Mediavilla y otro en una zona central de la nave, de tal manera que se pueda calibrar la potencia de enterramientos, proporción de los individuos intactos y potencia del nivel arqueológico en determinados puntos.

Ante la aparición de restos humanos, éstos se excavarán individualmente si se encuentran en posición anatómica, levantándose por partes diferenciadas (mano izquierda, mano derecha, columna, cadera, brazo derecho, etc.). Los restos que aparezcan inconexos se pueden llevar al osario del cementerio o depositarse en una fosa realizada en el interior del edificio.

Fuera de las posibilidades de los restos de la iglesia, al ser el punto más alejado del cauce en la margen derecha del Barranco del Mediavilla, va a ser la parte del solar donde más superficiales vamos a encontrar niveles arqueológicos de ocupación antigua, concretamente de etapa islámica, ya que cuanto más nos acerquemos al cauce más carga de tierra vamos a encontrar debido a los aterrazamientos que se harían para la construcción del templo.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s